3 opciones para conocer el Gran Cañón de Arizona

Visitar un lugar como el Gran Cañón nos brinda experiencias y nos expone a entornos completamente diferentes al que podemos apreciar en nuestras vidas diarias.

Sin dudas es un escenario único para la vida activa y el contacto con la naturaleza en el que se pueden recorrer ecosistemas desérticos, ríos caudalosos, cascadas de ensueño, cientos de kilómetros en los que perderse y conocer un rincón del planeta en el que la mano del hombre casi no se ve.

No importa tu condición, tu edad o tu preparación física. Nosotros te mostramos tres opciones para disfrutar de la salvaje belleza de este cañón, que cada año atrae a miles de personas en busca de nuevas aventuras.

1. Excursiones a pie, senderismo

Una de las actividades favoritas para realizar en el Gran Cañón es la de senderismo. Es que recorrer a pie algunas de las muchas rutas establecidas, que permiten disfrutar de los cautivantes paisajes, es algo simplemente maravilloso. Incluso se puede llegar a descender hasta las aguas del río Colorado.

Lo más fácil y recomendado (más que nada para los que no tienen mucha experiencia, preparación o tiempo) es hacer una caminata de un día sin hacer noche. Ya sea en el borde norte como en el borde sur existen muchas rutas señalizadas que se adaptan a todos los niveles y estados físicos.

Te recomendamos consultar con los servicios de información del parque, que son los que tienen toda la información sobre el estado de los caminos, sus servicios y el nivel físico exigido para realizarlos, así como también las temporadas en que están abiertos, ya que el clima es una condición limitante. Podés consultar en esta guía oficial.

Para los que quieran tener una experiencia un poco más larga y aventurera hay rutas más largas o incluso la opción de bajar al fondo del cañón, para lo cual hay que dedicar al menos 2 días y obtener un permiso para acampar.
Una de las rutas más increíbles de senderismo son las cataratas Havasu, en la reserva Havasupai. Requiere al menos hacer una noche en la zona.

2. Excursiones en helicóptero, sobrevolar el Gran Cañón

Una de las excursiones más demandadas por aquellos que llegan al Gran Cañón del Colorado es, sin duda, la de sobrevolarlo en helicóptero.
Hay varias empresas de turismo que ofrecen vuelos desde el aeropuerto que se encuentra justo a la entrada del parque nacional en el borde sur.

En route to Eldorado Canyon for an event at the Techatticup ghost town and gold mine. #iFlyPapillon

A post shared by Papillon Helicopters (@iflypapillon) on

Esta es una de las formas más fácil y hermosa de poder tener una visión bastante completa del maravilloso lugar que tendrás bajo tus pies.

Los vuelos parten de Tusayan, en la entrada del borde sur, y se realizan durante todo el día si las condiciones climáticas lo permiten. El precio tiene un promedio de 200 dólares por persona, pero depende también de la compañía que contrates, el tipo de excursión y la temporada del año. Es altamente recomendable reservar con anticipación para evitar cualquier eventualidad. Una de las empresas más recomendadas es Papillon.

Just another perfect landing… #iFlyPapillon #GrandCanyon #airbushelicopters

A post shared by Papillon Helicopters (@iflypapillon) on

3. Acampar en el Gran Cañón

Qué mejor experiencia que la de acampar y disfrutar de unas noches increíbles en medio del Gran Cañón, con un cielo limpio, estrellado sin contaminación ni luces urbanas que molesten.

Para eso es necesario visitar el sitio oficial del parque nacional para solicitar el permiso necesario y reservar lugar en alguno de los spots de acampada establecidos a lo largo de Gran Cañón.

Se recomienda hacer la reserva con mucha anticipación ya que los permisos son limitados.

Si querés conocer este lugar no dudes en dejarnos tus datos y te contactaremos en breve.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Argentina
Chile
Uruguay